Refectorio

Aquí se puede apreciar un cuadro de la "Última cena", de 1994, de Lavra de Mons. Con Nunes Pereira, quien fue Padre de esta Diócesis y estudió en este seminario dónde además residió y trabajó su arte en los últimos años de su vida.

En la pared adyacente encontramos dos lienzos al óleo provenientes de uno de los dos conventos extinguidos y que fueron donados al Seminario por mediación de la familia de Antonio Vasconcelos. Fueron restaurados y colocados en este lugar durante el año 2016, así como el crucifijo que se encuentra en el centro, obra del siglo XVIII donado por un Padre de esta Diócesis de Coímbra.

Resulta digno de mención la existencia del púlpito desde donde, de manera monástica, se realizaba la liturgia de los textos de carácter espiritual durante las comidas de los ocupantes de la casa. El acceso se realizaba a través de una escalera metálica, que se plegaba contra la pared cuando no se utilizaba.

Pasamos primero por un refectorio más pequeño, unido a éste, que era utilizado por los padres residentes de la casa.