El Seminario

Mandado construir por el obispo conde D. Miguel de la Anunciación. Las obras se iniciaron con el dinero procedente de su propia fortuna personal. 

El proyecto, de trazo y estilo italiano, es de autoría del arquitecto italiano Giovanni Tamossi quien, después de su trágica muerte, provocada por la caída de un andamio al colocar las campanas en una de las torres, fue sustituido por el decorador y pintor Giacomo Azzolini que, al igual que él, era de origen italiano. 

La primera piedra fue colocada el dieciséis de julio de 1748, diez años después recibiría los primeros alumnos y fue solemnemente inaugurado, tras la finalización de las obras, el 28 de octubre de 1765.

El acceso al conjunto arquitectónico se realiza a través de una gran puerta rodeada de columnas semejante a la del jardín botánico, cuya puerta de hierro forjado ostenta en lo alto, el escudo del obispo Conde D. Manuel Correia de Bastos Pina.

El jardín/parque de la entrada fue construido a finales del siglo XIX, de estilo barroco, presenta en el centro un conjunto circular de lagos con figuras mitológicas en piedra. En lo alto del puente de la calle transversal existe una fuente/retablo coronada por un pelícano.

El acceso al edificio principal se hace a través de una puerta de hierro con incrustaciones de bronce, realizada en Bolonia; por encima se encuentra un balcón que adorna la portada del coro alto de la iglesia, sobre el cual se encuentra el escudo del obispo fundador de este Seminario.

Hasta el año 2012, en este lugar se llevaba a cabo la formación eclesiástica durante 6 largos años de duración del curso de Teología, candidatos al sacerdocio de la diócesis de Coímbra y también de otras diócesis, normalmente de Leiria, Aveiro, Portalegre, Castelo Braco, Cabo Verde, Beja y Macau. El curso constaba de 2 ciclos (filosófico/humanístico, 2 años y teológico/pastoral, 4 años), durante los cuales los candidatos recibían los ministerios de lector y acólito, y posteriormente las órdenes de diácono y presbítero (padre).

Haz clic para conocer cada uno de los pasos del Seminario.