Catedral Vieja de Coimbra

Considerado uno de los edificios románicos más importantes de Portugal, la Sé Vieja de Coimbra comienza a construirse después de la Batalla de Ourique (1139), cuando Afonso Henriques se declaró rey de Portugal y escogió la ciudad de Coimbra como capital del reino. 

La Catedral Vieja de Coimbra es la única de las catedrales portuguesas románicas de la época de la Reconquista que sobrevivió relativamente intacta hasta nuestros días.

Su apariencia de fortaleza, común a las catedrales de la época de la Reconquista, le invita a descubrir sus tres naves en su interior, y los bellos claustros y capillas que componen este complejo religioso. 

Más información en sevelha-coimbra.org