Capilla de los Huesos

Uno de los monumentos más conocidos de la ciudad, la Capilla de los Huesos se sitúa en la Iglesia de San Francisco en Évora.

Construida en el siglo XVII por iniciativa de tres frailes franciscanos que querían pasar el mensaje de la transitoriedad y de la fragilidad de la vida humana. En la entrada nos encontramos con un aviso: "Nosotros los huesos que aquí estamos, por vuestros esperamos"

La Capilla de los Huesos está formada por 3 naves que dejan la luz entrar naturalmente por sólo unas cuantas grietas, haciendo la capilla en un lugar bastante oscuro y asustador, ya que toda la Capilla está revestida con huesos y cráneos humanios. ¡Pero no tenga miedo! La belleza y la excentricidad de este espacio le dejará de boca abierta.

Más información en igrejadesaofrancisco.pt